El complejo en Murcia para denominar a su nuevo aeropuerto “Juan de la Cierva”

Aviaciondigit@l

1

Murcia, SP.- El próximo 15 de enero, martes SM Felipe VI, inaugurará oficialmente el nuevo Aeropuerto de Murcia. La Asamblea de la Comunidad Autónoma, el pasado 4 de julio de 2017 aprobaba por votación mayoritaria la denominación oficial de esta infraestructura como Aeropuerto Internacional Región de Murcia “Juan de la Cierva”. Hoy recibíamos la convocatoria de Aena, que es quien resultó adjudicataria de la gestión de este aeropuerto, de titularidad de la Comunidad Autónoma, en la que se la denomina “Aeropuerto Internacional Región de Murcia…” a secas. Esto contraviene lo aprobado el 4 de julio de 2017 según consta en el Diario de Sesiones de la Asamblea de Murcia (punto IV, Moción 397)

Oficialmente AD ha podido saber que la teórica intención de la Comunidad Autónoma es con posterioridad a esta inauguración, hacer un acto en el que se plasme la denominación que es la realmente oficial tras el favorable pronunciamiento de dicha Asamblea Autonómica. En este artículo aludíamos a las “Espúreas razones de oposición del PSOE y Podemos a esta denominación”

La lectura que nos hacen fuentes perfectamente conocedoras de los entresijos de esta primera inauguración sin el nombre que oficialmente debería constar, es la de “no hacer sombra a los teóricos brillos y réditos políticos de los focos que sobre la Comunidad Autónoma, y sus logros, quieren rentabilizar los políticos locales. La idea de estos “ilustrados” en fina ingeniería politiquera (ironía) es dejar para después de las Elecciones Autonómicas, Municipales y Europeas, del próximo mayo, el nombrar como merece dicho Aeropuerto, y la Memoria de Juan de la Cierva, tal y como se hizo con el Adolfo Suárez Madrid-Barajas o recientemente, y sin que nadie lo pidiera, Barcelona-El Prat Josep Tarradellas, el pasado Verano.

Por otra parte está siempre en el fondo de estos tejemanejes de los políticos locales o regionales, el complejo local. El complejo se deriva del propio debate sobre lo que denominamos la “Memoria Histérica”, que ya se vió reflejada precisamente en el Pleno de la Asamblea de Murcia que aprobó oficialmente y de forma mayoritaria esta denominación. Mientras en ciudades como Coslada en Madrid, se aprobaba la retirada de las placas en sus calles con el nombre de Juan de la Cierva, pese a que una concejala de la localidad reconoció a este medio entonces, lo indiscutible de la figura como ingeniero del genial De la Cierva… pero una interpretación de los políticos de esta Ley tan radicalmente mal redactada y peor ejecutada (por ejemplo no concreta la fecha desde la que se debe aplicar exactamente), permitía que se llevara a cabo semejante tropelía con la historia de la aeronáutica, la ciencia, y en general de nuestra cultura, que suponía consumar semejante afrenta respecto a los logros técnicos de España, y concretamente con el Autogiro.

Pero volviendo a la rocambolesca inauguración del próximo martes, obviando el nombre oficial del aeropuerto el próximo día 15 de enero, nos llama la atención algo que sólo suele plantearse en países avanzados. ¿Cuánto le costará al contribuyente el cambio de denominación a posteriori del aeropuerto? Y a esto, precisamente a esto, es a lo que deberían contestar las autoridades regionales que han tomado esta decisión que oscila entre el complejo político y la rentabilidad electoral simplemente. Así de crudo.

Dentro de estos desmanes, nos consta tambien que ni tan siquiera se habían dignado en invitar a los familiares de Juan de la Cierva, cuya bisnieta, Laura, ha sido junto con su Asociación, la principal impulsora de la denominación del Aeropuerto Internacional Región de Murcia como “Juan de la Cierva”. Aparte de la mala conciencia que esto indica, en el fondo, tambien podemos ver con claridad que ni tan siquiera se han guardado las mínimas normas de la educación y elegancia que deben caracterizar este tipo de actuaciones oficiales o protocolarias. Un mínimo de sensibilidad que de nuevo ha brillado por su ausencia. Y una nueva afrenta a los familiares que luchan por preservar su legado.

Finalmente, y para que nuestros lectores tengan todo el contexto de lo sucedido con esta denominación que se intenta ocultar, AD ha podido saber en exclusiva que en las propias comunicaciones en relación con esta inauguración de Casa Real, sí se denomina correctamente como “Aeropuerto Internacional Región de Murcia Juan de la Cierva” al que se inaugurará el próximo martes. Esto dice mucho a favor por lo tanto de la Casa de SM Felipe VI, que finalmente por encima de las mezquindades, conspiraciones y complejos de los políticos locales, efectivamente, y nunca mejor dicho, llama a las cosas por su nombre. Al menos el Jefe del Estado demuestra una vez más el que afortunadamente no tiene Felipe VI complejo alguno a la hora de mentar el nombre de este Ilustre español.

CONSECUENCIA: La diáspora de nuestro patrimonio aeronáutico y tecnológico

Todo lo anterior es tan sólo un síntoma de una enfermedad. Esta enfermedad que es la aplicación incorrecta de la Ley de la Memoria Histórica por los políticos, está haciendo que los famliares de estos genios de nuestra historia, De la Cierva, Haya, etc… se estén replanteando, ante la acometida de estos políticos, poner a buen recaudo el legado material, documental, etc… de estos geniales españoles. En cualquier país esto sería motivo de orgullo y de protección del patrimonio científico o aeronáutico cultural.

Y aquí es donde está hoy la amenaza de perder todo este legado, al obligar para su preservación a que viaje a algún lugar donde se le valore, y sobre todo se respete la memoria profesional de estos españoles. Profesionales que se distinguieron por sus logros y avances en la Historia Aeronáutica mundial. La ideologización de todo esto no es más que un reflejo de las mentalidades precisamente que se pretenden criticar con la aplicación arbitraria y por parte de políticos donde se desconoce el fondo y significado real de este legado.

Un pequeño ejemplo es el recibimiento que el Smithsonian Air and Space Museum de Washington recientemene hizo a los familiares de Carlos Haya, el inventor del horizonte artificial, y precursor del Vuelo Instrumental y Nocturno. Haya por ejemplo recibió el reconocimiento del propio Lindberg, Santos Dumont, y todos los primeros espadas del aire de los años 30 sin ir más lejos. Mientras en su país, en España, bajo el amparo de esa nefasta y mal elaborada Ley de Memoria Histórica, se quitaban placas en las calles y todo rastro de este legendario inventor y aviador. Pues bien, esta es una buena prueba de esta acometida sobre el legado de nuestros pioneros, inventores y tecnólogos relacionados con la historia aeronáutica. Este legado está en peligro evidentemente. Borrar todo rastro de este legado por una adscripción ideológica al bando sublevado (muchas veces interpretable), es sin duda alguna una aberración desde el punto de vista de la protección de nuestro patrimonio histórico de la ciencia aeronáutica. Este legado debe estar preservado para el conocimiento de las futuras generaciones evidentemente.

Sin ir más lejos ayer mismo teníamos noticia de OK Diario que titula ” Carmena exige a un museo militar la retirada de recuerdos franquistas y calla sobre los de Stalin”

En este artículo podemos ver detalladamente la labor de purga que se quiere hacer con respecto a toda una serie de vestigios materiales relacionados con la aeronáutica en España. Una proposición de Ahora Madrid en el Distrito de Latina para exigir al Ministerio de Defensa la retirada de una decena de vestigios que denominan “del franquismo”, y el periodista se pregunta sobre porqué no se hace lo propio por ejemplo con los del sanguinario dictador Stalin.

En todo caso, estas fuentes señalan la contradicción que supone pedir la retirada de algunas piezas, pero no de otras. Por ejemplo, “en este museo está un Mosca Republicano que procede del régimen genocida de Stalin”, apuntan.

Desautorización al comisionado señala OK diario…

Asimismo, esta propuesta de Ahora Madrid en Latina ha generado enfado en la oposición ya que se trata de una decisión en materia de memoria histórica que incumple lo que Carmena había pactado con PSOE, PP y Ciudadanos. La alcaldesa configuró un órgano neutral, el comisionado de memoria histórica, donde cada partido propuso sus vocales.

Este comisionado, antes de disolverse, señaló las calles a renombrar y enumeró los vestigios en vía pública que debían ser retirados. Lo hizo en un informe fechado en junio de 2018. Sin embargo, estos expertos decidieron no entrar en museos que dependen de terceros. Por tanto, no se hablaba de este museo.

Ahora Madrid se salta el informe del comisionado de memoria histórica pactado con la oposición

En este caso, Sánchez Mato centra su mirada en el Museo Militar de Aeronáutica y Astronáutica ubicado en el entorno de Cuatro Vientos, en el mencionado distrito. Preocupa al contribuyente especialmente el denominado “Listado de Elementos” que se pretenden retirar del Museo del Aire de Madrid.

Entre otros quieren quitar el monolito del sublevado franquista Joaquín García Morato, el busto del sublevado franquista Joaquín Garcia Morato, la placa de la antigua calle de Madrid dedicada a Joaquín García Morato, el busto del sublevado franquista Carlos Haya, la estela de piedra del aviador nazi Roland Reinhold, la estela de piedra del aviador nazi Oskar Kolbilz, la placa de ‘Caídos del Aero Club por Dios y por España’ y el nombre de las pistas Calle Capitán Haya, Calle Joaquín García Morato, Calle General Alfredo Kindelán.

Borrar, es decir hacer desaparecer literalmente, estos vestigios materiales realmente ¿cambia en algo lo sucedido? Precisamente la clave de un Museo es documentar lo sucedido no borrarlo. Por esa regla de tres basta con aplicar la apisonadora a cualquier vestigio material en nuestro país para intentar borrar la historia de lo sucedido.

Lo más inteligente es lo que se dice por los expertos: “Curiosamente con otros elementos sí consideran que conviene mantenerlos tras añadir los carteles explicativos pertinentes. Desde un punto de vista museístico (pedimos que) se realice una adecuada contextualización histórica de símbolos, monumentos y nombres de espacios de personas que, aun siendo sublevados franquistas, tuvieron un papel relevante en la historia de la aviación española: el busto de Ramón Franco, el nombre del Hangar nº 1 Teniente General Emiliano José Alfaro Arregui y la placa de este último en el citado hangar”

Finalmente imagínense que sus hijos o nietos para poder ver cualquier vestigio material de los avances del Autogiro de la Cierva o del Horizonte Artificial de Carlos Haya tengan que viajar hasta Washington, mientras que en el Museo del Aire de Madrid no puedan encontrar referencia alguna a estos personajes, o a Ramón Franco o a Kindelán, etc… ¿Parece impensable? pero esta amenaza es tan real como surrealista. Es impensable simple y llanamente porque el desarrollo de la ciencia aeronáutica en España y su historia sería inexplicable si se suprimiera lo realizado exclusivamente desde el punto de vista aeronáutico por estos personajes.

Parte posterior de la Placa de Reconocimiento a Carlos de Haya firmada por pioneros como Lindbergh, Santos Dumont, etc…

Y si quieren ver algo más del surrealismo que envuelve a esta cuestión de Juan de la Cierva, como ejemplo, relean nuestro artículo publicado en junio de 2018 sobre como “Rubalcaba utilizaba politicamente a Juan de la Cierva…” e incluso a Goicoechea, el de la universalmente conocida patente de Talgo, al que tambien se quiere hacer desaparecer de nuestra memoria colectiva.

1 Comentario

  1. La intención del Gobierno Regional es y seguirá siendo que el Aeropuerto se denomine cuanto antes Juan de la Cierva, y por ese motivo se solicitó formalmente el pasado 4 de julio, con tiempo más que suficiente para materializarlo.
    Si esa denominación no está lista el día de la inauguración, es por la falta de diligencia (o de interés) de los representantes actuales del Gobierno de España, que lo han considerado un “asunto político delicado”. Habría que preguntarle por qué lo consideran así, y que relación tiene eso con el Aeropuerto del Prat.
    La Casa del Rey ha girado las invitaciones con esa denominación siguiendo nuestras indicaciones, porque es la que usamos nosotros, aunque aún no sea firme
    Saludos

Deja un comentario