spot_img
spot_img
8.9 C
Madrid
abril, lunes 22, 2024

Según EASA, el motor Trent 1000 debería inspeccionarse más a menudo

Hay más de 350 Boeing 787 Dreamliner en activo que utilizan estos motores

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviación Digital, Sp. – El motor turbofan de Rolls-Royce, Trent 1000, es utilizado exclusivamente en los aviones Boeing 787 Dreamliner. Aunque está diseñado para ser una evolución de sus generaciones anteriores, lo cierto es que no puede llegar a ser perfecto – como es lógico. Por eso, EASA ha publicado una Propuesta de Directiva de Aeronavegabilidad (PAD, por sus siglas en inglés) con el objetivo de que las inspecciones realizadas estén menos espaciadas en el tiempo.

La PAD no está solamente dirigida al motor Trent 1000, sino también a otras piezas afectadas como los tubos de transferencia de aire de presión intermedia (IP) Etapa 8 (IP8), los de alta presión (HP) Etapa 3 (HP3) y los tubos de alimentación de aire IP8 del alojamiento del cojinete delantero, incluidos los conectores de los tubos.

Plazos actuales y plazos propuestos

Por ahora, Rolls-Royce tiene establecido un manual de plazos en el que se incluyen los necesarios para realizar inspecciones visuales con el fin de determinar la integridad de dichos tubos del sistema de aire «a intervalos coherentes con los supuestos de exposición utilizados en las evaluaciones de la vida útil de las piezas críticas». Sin embargo, EASA apunta que los intervalos de algunas de las inspecciones son más cortos que las visitas al taller previstas para el intervalo de reacondicionamiento del Trent 1000. Por lo tanto, «se ha determinado que son necesarias algunas inspecciones más frecuentes«.

Se notificaron casos en los que se ha detectado desgaste en las aletas de las juntas de las piezas afectadas, cuyo nivel es superior al esperado. El sistema de aire secundario se ve afectado por el consiguiente aumento de las fugas de aire de refrigeración de la turbina, que modifica el flujo de aire alrededor del disco de la turbina de presión intermedia (IP). Conscientes del problema, Rolls-Royce emitió un Boletín de Servicio de No Modificación de Alerta (NMSB) a finales de 2022 para abordarlo y proporcionar instrucciones sobre cómo paliarlo.

Los operadores deberán inspeccionar el motor y la pieza afectada durante la próxima visita cualificada al taller de motores tras la fecha de entrada en vigor de la Directiva de Aeronavegabilidad, que aún no se ha revelado. Posteriormente, los motores deberán inspeccionarse durante la siguiente visita a un taller de revisión a intervalos no superiores a 1.000 ciclos de vuelo del motor.

Próximos pasos

¿La solución si se detectan fallos? Si durante una inspección «se detectan grietas, daños o cualquier signo de desgaste por fuga de aire, antes de la puesta en servicio del motor, sustituya la(s) pieza(s) afectada(s) por piezas reparables de acuerdo con las instrucciones de la sección 3 del NMSB«, concluyó la agencia de seguridad.

La consulta sobre la NMSB se cerrará el 20 de abril de 2023, fecha hasta la cual los operadores podrán presentar sus consultas sobre la directiva.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos