20.6 C
Madrid
julio, lunes 15, 2024

China podrá enviar hasta siete astronautas a la Luna

China construirá una estación lunar de investigación científica y llevará a cabo una exploración lunar sistemática y a largo plazo

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Florencia Amat / Aviación Digital, Sp. – Pisar la Luna es el sueño de muchos. Sin embargo, pocos lo han conseguido, pero todos ellos tienen una cosa en común: una nacionalidad estadounidense. China busca revertir esta tendencia enviando a sus primeros astronautas a la Luna, un plan que tiene previsto para antes de que comience la siguiente década.

Yang Liwei es un ex piloto de combate. A pesar de su abultada trayectoria profesional, no es eso por lo que destaca: fue el primer hombre de China enviado al espacio, allá por 2003, convirtiendo al país asiático en el tercero en enviar naves tripuladas más allá de la Tierra. El taikonauta (astronauta chino) que viajaba en la nave espacial Shenzhou-5, conocida como la «nave divina», completó 14 órbitas alrededor de la Tierra, a una altitud de 340 kilómetros.

Ha sido él el que ha hablado sobre los próximos pasos de China en materia lunar, en el contexto de una conferencia de expertos sobre el tema dedicado a los vuelos espaciales. Como recoge el diario local Guangzhou Daily, y citando a Yang, «en el futuro, se utilizará una nueva generación de naves espaciales en misiones lunares tripuladas, para construir nuestra estación espacial y para la exploración del espacio profundo».

Yang Liwei en la conferencia sobre vuelos espaciales – Gao Hetao, Guangzhou Daily

Yang es el actual jefe adjunto de diseño del proyecto de vuelos espaciales tripulados de China. En calidad de su nuevo puesto, asegura para el diario chino que «las recientes pruebas de la cápsula de retorno de la nueva generación de naves espaciales han sido muy exitosas» y que «sus primeros vuelos están previstos entre 2027 y 2028«. Para 2030, se espera que estos vuelos puedan transportar ya tripulación.

«Ahora nuestra nave espacial tiene la capacidad de carga de tres personas y puede enviar tres astronautas al espacio y regresar a la Tierra. En el futuro, la nueva generación de naves espaciales tendrá la capacidad de transportar de entre 4 a 7 astronautas«, alegó Yang.

Zhang Hailian, diseñador jefe adjunto de la CMSA, explicó en este mismo foro que además de las nuevas naves espaciales se están preparando también un módulo de aterrizaje lunar, un traje espacial de alunizaje, un rover lunar tripulado y otros equipos.

El traje espacial que se está desarrollando para el alunizaje contará con mejores movilidades para ayudar a los taikonautas a caminar, trepar, ponerse en cuclillas, conducir y manejar máquinas.

China va a la Luna

La nave espacial china Shenzhou, inspirada en la rusa Soyuz, tiene capacidad para llevar a tres astronautas a la órbita terrestre baja. Está compuesta por tres secciones: un módulo de soporte vital y propulsión, un módulo de estancia humana a corto plazo en órbita y una cápsula de reentrada para el regreso seguro a la Tierra.

La nueva generación de naves espaciales tripuladas estará constituida también por tres componentes: una torre de escape, una cápsula de reentrada y una cápsula de servicio. Zhang explicó que estos diseños modulares podrán satisfacer tanto las necesidades de exploración cercana a la Tierra como las del espacio profundo.

Astronautas del Shenzhou-16 Jing Haipeng (derecha) y Zhu Yangzhu (izquierda) regresando al módulo de laboratorio Wentian tras finalizar las actividades extravehiculares – Xinhua

El plan implica el lanzamiento de dos cohetes portadores, uno para enviar un módulo de aterrizaje lunar y otro para una nave espacial tripulada, hacia la órbita lunar. Una vez en el espacio lunar, la nave y el módulo de aterrizaje se unirán y acoplarán, permitiendo que los taikonautas entren en el módulo de aterrizaje.

El cohete portador estará compuesto por tres etapas y media, con una capacidad de transporte de aproximadamente 27 toneladas hasta la órbita de transferencia lunar. El cuerpo del cohete tendrá un diámetro de cinco metros. Por otro lado, el rover de aterrizaje, de 200 kilogramos, se compondrá de dos secciones: una para el aterrizaje y otra para la propulsión. Tendrá la capacidad de llevar a dos taikonautas a la superficie lunar simultáneamente.

Durante el descenso y llegada a la zona predeterminada en la superficie lunar, los taikonautas llevarán a cabo tareas científicas y recolectarán muestras. Después de completar estas labores, los taikonautas regresarán al módulo de aterrizaje, que los elevará nuevamente a la órbita lunar para reunirse con su nave espacial. Finalmente, la nave espacial llevará a los taikonautas de regreso a la Tierra junto con las muestras lunares recopiladas durante la misión.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos