20.6 C
Madrid
junio, jueves 13, 2024

Los agujeros fiscales en la aviación hicieron que España perdiera 4.610 millones

España es el segundo país que más dinero pierde en impuestos del sector aéreo de toda la UE, por detrás de Francia

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviación Digital, Sp. – El aumento de las emisiones de carbono y demás gases contaminantes en el sector de la aviación se debe en cierta parte a la falta de regulación y fiscalidad adecuadas que ha afectado a la aviación durante muchos años, como denuncia Transport & Environment. Por eso, esta entidad ha realizado un informe para «estimar cuánto se beneficia el transporte aéreo europeo de pasajeros de las exenciones fiscales y de fijación de precios de las emisiones».

La diferencia de lo lo que pagaba el sector y lo que debería haber pagado si se eliminaran estas exenciones es lo que este estudio denomina «brecha fiscal«, que representa los ingresos perdidos por una fiscalidad deficiente del sector. El ámbito del estudio incluye los países de la UE-27, el Reino Unido, Noruega, Suiza e Islandia. Los resultados se han calculado para 2022 y para 2025.

Resultados del informe

En toda Europa, la brecha fiscal representa un enorme déficit de ingresos públicos. El estudio concluye que, en 2022, los gobiernos europeos perdieron 34.220 millones de euros. Si los gobiernos nacionales y de la UE no suprimen las exenciones fiscales a los precios del transporte aéreo, la brecha fiscal aumentará a 47.150 millones de euros en 2025.

Más de la mitad (56%) del total de la brecha fiscal europea en 2022 es atribuible a las 15 compañías aéreas más contaminantes de Europa. Poner fin a las exenciones fiscales en 2022 habría ahorrado 34,8 Megatoneladas (Mt) de CO2, equivalentes a las emisiones combinadas de las tres mayores aerolíneas emisoras de Europa (Ryanair, Air France y Lufthansa).

De media, las políticas actuales de tarificación de la aviación a escala de la UE apenas representan el 16% de los ingresos efectivos totales que podrían generarse gravando adecuadamente el sector.

Si se tienen en cuenta los efectos no relacionados con el CO2 de la aviación, el fin de las exenciones fiscales podría haber ahorrado hasta ~100,4 Mt de CO2 equivalente. Esto habría tenido el mismo impacto climático que si todos los conductores alemanes hubieran dejado su coche en el garaje durante un año.

España

El informe tiene fichas diferentes para cada país, y en este sentido, la de España refleja que el agujero fiscal en el país el año pasado fue de 4.610 millones de €. Esto se puede considerar como ingresos perdidos por el Estado español que podrían haber sido utilizados para descarbonizar el sector y mitigar los peores efectos del cambio climático.

En España el sector aéreo no paga impuestos por el combustible que utiliza y solo se aplica el IVA a los vuelos domésticos, a una tasa reducida del 10 %. Por otro lado, a diferencia de otros países de la UE, en España no existe ningún impuesto a los billetes de avión. Por último, el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la UE solo es aplicable a los vuelos dentro del Espacio Económico Europeo, por lo que las aerolíneas no pagan nada por las emisiones de sus vuelos transoceánicos o intercontinentales.

En 2025, si continuamos con la tendencia actual, el Gobierno español perderá 5.650 millones de €. El Gobierno perdió 850 millones de € en ingresos por impuestos de las actividades de Iberia, la aerolínea nacional. En Europa, los gobiernos perdieron en total 1.120 millones de € de las actividades de Iberia.

Viendo la situación, Transport & Environment anuncia una serie de recomendaciones a seguir:

  • Negociar a nivel europeo la extensión del EU ETS para cubrir todos los vuelos originados en España incluidos los de largo radio, la implementación de un impuesto al queroseno en todos los vuelos originados en España, y establecer un IVA del 20% en todos los billetes.
  • Si las recomendaciones anteriores no se llevan a cabo, España debería introducir un impuesto al billete en todos los vuelos originados en el país para cubrir el agujero fiscal. Este impuesto debería alcanzar los 19€ para vuelos domésticos, 49€ para vuelos intraeuropeos, y 275€ para vuelos de largo radio.
  • Reinvertir parte de los ingresos adicionales en desplegar y producir tecnologías limpias, como el queroseno sintético producido con energías renovables, para descarbonizar el sector aéreo y la economía en general.

Sostenibilidad

Según la investigación, la reducción en la demanda que se daría como consecuencia de la subida de precios de los billetes provocaría importantes ahorros de emisiones de carbono a la atmósfera. Los cálculos realizados estiman que, de haberse puesto fin a las exenciones fiscales de este sector, en 2022 en Europa se habría ahorrado la emisión de 35 millones de toneladas de CO2, con un beneficio climático aún mayor si se tienen en cuenta los impactos diferentes del dióxido de carbono producidos por el transporte aéreo.

Pablo Muñoz, portavoz de Ecologistas en Acción, ha declarado: “España se desangra por no gravar al sector aéreo. Iberia se acerca a beneficios récord este año, mientras arroja combustibles sucios a nuestros cielos. Pero el Gobierno no está dispuesto a tocar a su preciada aerolínea nacional. ¿Cómo pueden justificar ante la ciudadanía que cualquier persona pague más impuestos por su combustible mientras que las aerolíneas no pagan un céntimo?”.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos